El Consejo Gremial, que reúne a los presidentes de los principales gremios de la producción, envió una carta a los magistrados de la Corte Constitucional. 

En ella, los alerta sobre las graves consecuencias que podría desencadenar una eventual caída de la ley de financiamiento o reforma tributaria. En la misiva dirigida los magistrados Alejandro Linares y Carlos Bernal Pulido, quienes tienen a su cargo el estudio de la constitucionalidad de la ley de financiamiento, los presidentes de los gremios destacan los beneficios que hasta el momento ha traído la aplicación de la norma como el incremento de la inversión extranjera y el crecimiento de servicios financieros, la mayor producción manufacturera, el crecimiento de la ocupación hotelera, del comercio y las telecomunicaciones.

Dicen los gremios que una eventual declaratoria de inconstitucional de todo el texto de la ley afectaría la estabilidad jurídica del país, golpearía la confianza inversionista y reduciría las posibilidades de generar más empleo.