En las últimas horas se presentaron confrontaciones entre el EPL y el ELN en el , que dejaron un saldo de  dos personas muertas, una de ellas era menor de edad. 

La situación de orden público en la región del Catatumbo se agudiza debido a los enfrentamientos del enfrentamiento entre grupos al margen de la ley, por eso muchas familias de campesinos se han visto obligados a abandonar sus viviendas y permanecer en refugios humanitarios improvisados.

“Exigimos al Gobierno que miré estas comunidades para que nuestros derechos no sean violados y observe las condiciones en que se encuentran los niños”, dijo un líder de la comunidad.  

Las familias que viven desde hace dos meses en medio del conflicto entre el EPL y el ELN, piden paz para sus comunidades.

“Pedimos las ayudas del Gobierno, pero lo que nos mandan es un pie de fuerza para armar más el conflicto”, aseguró José del Rosario Ortiz, campesino afectado con la situación de orden público.

Por su parte, defensores de los derechos humanos explican que la actual crisis humanitaria es consecuencia de los enfrentamientos entre el EPL y el ELN. Además manifiestan que el grupo armado EPL, le ha pedido a la comunidad que se reúnan con ellos. “ Solicitamos a las Fuerzas Armadas que no hagan uso de sus facultades”, señaló José Alfredo Galvis, vocero de la mesa de víctimas.

Por otro lado, la comunidad de Filo Gringo (Norte de Santander) pide a los miembros de la Fuerza Pública que se encuentran instalados en las casas abandonas que se retiren de la zona.