En medio de la eucaristía que se adelanta en Villavicencio, el papa Francisco beatificó a los colombianos Pedro María Ramírez, conocido como el mártir de Armero, y monseñor Jesús Emilio Jaramillo, asesinado por el grupo guerrillero ELN.

El padre Pedro María Ramírez nació el 23 de octubre de 1899  en La Plata Huila y fue ordenado sacerdote en 1931. Desde entonces pasó por diferentes pueblos y terminó en Armero, que sería su último lugar de residencia, antes de ser asesinado el 10 de abril de 1948.

Por su parte monseñor Jesús Emilio Jaramillo nació en Santodomingo Antioquia el 144 de febrero de 1916, en 1940 es ordenado sacerdote y desde ese momento inicia su recorrido por diferentes directrices de la Iglesia católica hasta, llegar al vicariato apostólico de Arauca.

Durante la década de los 80’s, Arauca es considerado uno de los territorios más violentos del país y el 2 de octubre de 1989, cuando regresa de una visita pastoral de la parroquia de Fortul, es interceptado por los guerrilleros del ELN, es secuestrado, torturado y asesinado esa misma noche y su cuerpo fue encontrado al día siguiente en la carretera. Actualmente su muerte sigue impune.

Este es el tercer paso para ser canonizado o declarado santo. Así las cosas, Colombia ya cuenta con 11 beatos y una santa que es la Madre Laura. 

Redacción Internet – CM&