Millonaria condena contra la nación, por la ejecución extrajudicial de un menor, acaba de proferir el Consejo de Estado.

El alto tribunal estudió la demanda que presentó la familia de un menor de 15 años de edad, quien trabajaba en el campo en Boyacá y quien fue víctima de un montaje de miembros del Ejército, al presentarlo como una baja dada en combate. Este es el primer fallo por falsos positivos que involucra a menores de edad. En su decisión, la corporación judicial determinó que hubo irregularidades en el desarrollo de la operación militar por el afán de presentar resultados de guerra. Además de la reparación económica, se ordenó la realización de un acto público de perdón.

Y se pidió a la JEP que asuma la investigación  del caso y juzgue a los militares responsables del asesinato.