La exministra de justicia y actual presidente de la Cámara de Comercio de Bogotá, Mónica de Greiff, se ha convertido en una de las líderes colombianas con mayor reconocimiento e influencia a nivel internacional.

Hace menos de un año fue designada como miembro de la junta directiva del Pacto Global de Naciones Unidas, organismo que promueve el respeto de los derechos humanos, laborales y ambientales en todo el mundo. También fue designada como integrante de la junta directiva de la Federación Mundial de Cámaras de Comercio, organismo que representa a empresarios de 140 países.

Como si fuera poco, ahora la exministra de Greiff acaba de ser elegida en París como integrante de la junta directiva de la Cámara de Comercio Internacional, organismo que está por cumplir 100 años y que representa a nivel internacional a más de seis millones y medio de empresas ubicadas en 130 países. Mónica fue elegida para un periodo de seis años; compartirá silla con los presidentes del Grupo Meliá, El Corte Inglés, Repsol, Telefónica, Gas Natural Fenosa y BBVA.

La nueva designación de la exministra de Greiff se convierte no solo en motivo de orgullo para Colombia, sino que además la ubica en las grandes ligas del empresariado mundial.