El expresidente Andrés Pastrana fue víctima hoy de un inaudito atropello por parte del Gobierno cubano.

Pastrana, junto al expresidente de Bolivia José Fernando «Tuto» Quiroga, llegó a al aeropuerto José Martí, de La Habana, para participar en un acto de la oposición cubana. Los dos dirigentes fueron invitados a Cuba para a un evento organizado por la Red Latinoamericana de Jóvenes por la Democracia. Esa organización tenía previsto entregarle también al secretario general de la OEA, Luis Almagro, el premio «Oswaldo Payá, libertad y vida». La jornada la organizó la opositora cubana Rosa María Payá, hija de Oswaldo Payá, uno de los históricos opositores al régimen de los Castro. Al momento del arribo de los dos exmandatarios, la señora Payá subió en su cuenta de Twitter este mensaje: «Gracias por el acompañamiento».

Pero cuando Pastrana y Quiroga querían avanzar hacia la salida del aeropuerto, la policía les impidió abandonar la sección de inmigración, donde se encontraban. Los rigurosos agentes cubanos, tal vez peores de que la KGB, bloquearon su ingreso a La Habana. Pastrana publicó en su cuenta de Twitter este mensaje con fotografía en su lugar de retención: «Con el expresidente @tutoquiroga estamos detenidos por el Gobierno cubano en el aeropuerto de La Habana».

Mientras tanto, en el Palacio de la Revolución, el Gobierno de Raúl Castro decidía la suerte de los dos; después de dos horas, les notificaron que serían devueltos a Bogotá.

Es la primera vez que un expresidente colombiano es retirado de un país en calidad de deportado. Obviamente, el régimen cubano no podía permitir que los dos participaran en un acto de la oposición.

Pastrana, ya dentro del avión, escribió en su cuenta de Twitter: «La dictadura de Cuba nos deportó hoy de la isla por defender los principios democráticos de la región. Nuestra lucha continúa». Y el expresidente Tuto Quiroga escribió lo siguiente: «Retenidos 2 horas en pequeña oficina migratoria con dos cámaras filmando todo. Honrados de ser deportados por dictadura cubana, por «inadmisibles». Gracias a la lucha de héroes cubanos y @RosaMariaPaya… pronto se admitirá, y para siempre, la LIBERTAD en Cuba».

Rosa María Payá respondió en Twitter: «Acabo de hablar con expresidentes @tutoquiroga y @AndresPastrana_ con gran tristeza por estar siendo expulsados de Cuba, pero con certeza en el corazón de que nuestra lucha no es en vano. La libertad está cerca con plebiscito @Cubadecide».

Hasta el secretario de la OEA, Luis Almagro, intervino con este Twitter: «Exigimos se respete los derechos de expresidentes @AndresPastrana_ y @tutoquiroga y se les permita el ingreso, desplazamiento en #Cuba, y recoger el #PremioPaya».

Uno puede estar en desacuerdo con una opinión o discrepar de una posición, pero no puede, vanamente, irrespetar a hombres como Pastrana y Quiroga, que fueron en su momento representantes de dos naciones y de sus dos pueblos. Injustificado atropello a dos hombres que no solo tienen la dignidad de expresidentes sino que simbolizan, como tantos otros líderes, la lucha por la libertad.