La decisión está tomada: mañana, en lo que parece ser una sesión de trámite, el Concejo de Bogotá elegirá contralor distrital.

Se trata de Julián Mauricio Ruiz, actual vicecontralor general de la República. Hoy, los ternados, Julián Ruiz, Luis Fernando Bueno y Sandra Patricia Bohórquez, fueron escuchados en entrevista por la plenaria y mañana se oficializará el nombre del nuevo jefe del organismo de control.

La elección ha estado marcada por serias críticas y recusaciones a cinco concejales que tienen esposas, hermanos y familiares en primer grado de consanguinidad trabajando en la Contraloría General. Por ejemplo, las esposas del presidente del Concejo, Samir Abisambra, y de los concejales Rubén Torrado y Armando Gutiérrez trabajan en la Contraloría, así como la hermana del concejal Germán García y el hermano del concejal Andrés Onzaga.

Aunque los concejales fueron recusados, la plenaria consideró que no había conflicto de interés y mucho menos cruce de favores, al elegir cómo contralor al empleador de sus familiares, por lo que mañana habrá vía libre para elección de Julián Ruiz como nuevo contralor distrital.