La verdad nunca llegué a pensar que ese día marcaría mi vida para siempre”.

Así empieza el desgarrador testimonio de una patrullera de la Policía Nacional víctima de un abuso sexual en medio de los hechos violentos que se presentaron el pasado 29 de abril en Cali.

Varias personas luego de prenderle fuego al CAI donde se refugiaba con sus otros compañeros uniformados consiguieron alcanzarla, los minutos después se hicieron eternos.

 

Mira también: Abren incidente de desacato por incumplimiento del fallo de la Corte sobre protocolos en protestas

 

 

Le rogaba por mi vida, me sostenía de todo lado, me sostuve del marco de la puerta, eran muchos, me tumbaron al lado de la puerta, sin piedad empezaron a golpearme, me despojaron de todas mis pertenencias“, relata la uniformada.

En medio de la zozobra pasó lo inimaginable.

 

Mira además: Concejal de Bogotá entutela a promotores del paro

 

 

 

 

En video: Sacerdote ayudó a manifestantes a salir de universidad en Bucaramanga

 

Uno de ellos se me subió encima, me despoja de mi guerrera, de mi uniforme, me empezó a tocar por todo mi cuerpo, a besar y a tocar mis partes íntimas, me seguían golpeando por toda parte, uno de ellos le pasa mi tonfa le dice métale esto, en ese momento suplicaba que ya no más

Este caso ya está en manos de la Fiscalía General de la Nación, mientras que la institución realiza un acompañamiento psicológico.