El presidente Iván Duque ordenó a la fuerza pública desplegar su “máxima capacidad operacional” para desbloquear las vías taponadas por los manifestantes durante los 21 días que lleva el paro nacional contra su Gobierno.

No existe en Colombia ningún derecho a obstaculizar vías; ningún derecho a afectar los derechos de los demás. He dado instrucciones a la Fuerza Pública para que desbloquee vías en el país, en trabajo con alcaldes y gobernadores, y con estricto cumplimiento de los derechos humanos“, dijo Duque en una declaración.

Las protestas en Colombia, que se iniciaron el pasado 28 de abril contra la ya retirada reforma fiscal del Gobierno, también exigen, entre otros temas, el cese de la brutalidad policial a la que organizaciones sociales como Temblores culpa de 39 homicidios, el retiro del proyecto de la reforma a la salud, que contempla privatizaciones; el fortalecimiento de una masiva vacunación y renta básica de por lo menos un salario mínimo legal mensual.

 

 

El mandatario explicó que su decisión se basa en que en Colombia se permite “la protesta pacífica“, pero los “bloqueos en vías, en carreteras, que han afectado a millones de ciudadanos, a millones de campesinos que no han podido sacar sus productos” son “ilegales“.

Hemos visto también la afectación que ha traído para la circulación de alimentos, desabasteciendo ciudades enteras. Este tipo de prácticas son ilegales y están además censuradas en el código penal de nuestro país“, expresó el jefe de Estado, que desde hace dos semanas ya había desplegado al Ejército para ayudar a romper los bloqueos.

Igualmente, Duque recalcó que “hay un claro interés criminal de afectar y sabotear la economía y desarrollo social de muchísimas poblaciones“.

 

 

Hago un llamado a todas las familias colombianas para que así como debemos darle todo el respaldo a la fuerza pública para proteger todos los derechos de todos, también mantengamos siempre toda la exigencia para que en el desarrollo de sus funciones cumplan, protejan y tutelen todos los derechos humanos“, agregó.

Dijo además: “Aquí no hay dictaduras, no hay opresión. Esta es una democracia con una hoja de ruta que es nuestra Constitución y debemos hacerla valer y cumplir para el bienestar de todos los ciudadanos“.

 

 

También anunció que desde el primero de julio habrá un programa de generación de empleo juvenil, en el cual se subsidiará el 25 % del salario de los beneficiarios.

Duque pidió durante todos estos días que los manifestantes cesen los bloqueos en las carreteras porque afectan a la golpeada economía del país que busca levantarse porque no ha podido funcionar al ciento por ciento por los confinamientos adoptados para atajar la expansión del coronavirus.

Las pérdidas económicas en 15 días por el paro nacional se calculan en más de 6,5 billones de pesos, según estimó el Gobierno.