La muerte del ecuatoriano Franklin Aisalia, quien cayó de camuflado al lado de Raúl Reyes, puede ocasionar una nueva demanda de Ecuador contra Colombia El presidente ecuatoriano dijo además que teme que lo maten.

En medio de su acostumbrado programa radial, Rafael Correa, anunció demandas contra Colombia, por la muerte del ecuatoriano Franklin Aisalia, en el campamento de Raúl Reyes.

A pesar del anuncio, bajó el tono de sus acusaciones y señaló que espera superar lo que hoy llamó impasse entre los dos países, con la condición de que Colombia no agreda más a ecuador.

Horas antes en entrevista al diario El País de España, Correa se refirió a los contactos de miembros de su gobierno con las FARC, y señaló que no tiene obligación de comunicarle  al gobierno colombiano sobre dichos contactos.

Correa reveló que la reunión entre su ministro de seguridad y Raúl Reyes se realizó en un tercer país. Aseguró que no conoce a ningún miembro de las FARC y que cuando fue informado por el presidente Uribe de la operación militar contra Raúl Reyes, no sabía de quien le estaban hablando.

Publicidad

El mandatario ecuatoriano aseguró que investiga la infiltración de la CIA en su servicio de inteligencia, y dejó entrever que por estas denuncias su vida podría correr peligro.  Concluyó señalando que militares de Ecuador trabajan para la agencia estadounidense ERO que actuará para purgar su servicio de inteligencia.