Rafael Correa, presidente del Ecuador, anunció que demandará a la Fiscalía de Colombia por apropiación de funciones, al investigar a dos ciudadanos ecuatorianos.

Correa criticó a la fiscalía colombiana por enviar un investigador  para analizar el dinero, computadores y armas que el ejército ecuatoriano encontró en el sitio donde fue registrado el ataque colombiano del primero de marzo que dio de baja a “Raúl Reyes”.

El mandatario criticó las investigaciones y calificó al ente investigador como “prepotente”, “abusivo”.   

El presidente ecuatoriano comunicó su ap oyo incondicional a la asambleísta María Augusta Calle y al ex candidato presidencial Iván Larrea, a quienes la fiscalía colombiana vincula a las investigaciones por supuestos nexos con las FARC.