La ministra de Relaciones Exteriores, Comercio e Integración, María Isabel Salvador, negó que el gobierno ecuatoriano este pensando en llevar el caso de la muerte de Franklin Aisalia a la Corte de La Haya para interponer una demanda penal internacional a Colombia.

La funcionaria argumentó que aunque se demostrara que Aisalia hacía parte del grupo ilegal colombiano, ese país no tenía derecho de matar a un nacional ecuatoriano en su territorio pero que está a la espera que la familia solicite indemnizaciones o reparaciones al gobierno de Álvaro Uribe.

El cuerpo de Aisalia será analizado por médicos forenses en Bogotá para determinar en realidad cómo murió el ecuatoriano, antes de ser entregado a la familia.

Voceros de la Cancillería ecuatoriana, por su parte, se mostraron decepcionados por la falta de compromiso de parte del gobierno colombiano.

Según ellos, insistirán a la embajada argentina en Bogotá para que sean facilitados los documentos que estaban grabados en los computadores del guerrillero alias “Raúl Reyes” y que el presidente Uribe aceptó entregarlos en la Convención de presidentes del Grupo de Río, realizado en Santo Domingo, pero que nunca fue cumplido.

Publicidad

Sin embargo la Canciller Salvador, insistió que aunque Ecuador está dispuesto a recobrar las relaciones con Colombia, aún no está listo para recobrar la confianza en el gobierno de Álvaro Uribe.