Para el próximo lunes, anunció el presidente del Ecuador Rafael Correa, su respuesta al gobierno colombiano, el tono que usó el presidente Correa hace pensar que su respuesta no será muy amable. En una intervención de radio hoy llamó guerrerista al ministro de Defensa colombiano Juan Manuel Santos y afirmó que él es un peligro para la región. La normalización de relaciones, que parecía un hecho por las declaraciones de la Canciller, hoy parece lejana.

El pronunciamiento se referirá a la incursión militar al campamento de Raúl Reyes, así como otros hechos fronterizos, será una respuesta oficial, apegada al derecho internacional.

El presidente Correa calificó al ministro de defensa colombiano como un peligro para el continente, pero también atacó al ministro Fernando Araujo.

Envió un saludo de pésame a la familia Aisalia, e insistió en que aunque fuera guerrillero, la acción de Colombia fue inadecuada y no debe quedar impune.

En una reunión previa, correa le jaló las orejas a los militares y policías de su país, por no haberle informado sobre los seguimientos a Aisalia.

Publicidad

Y criticó a Colombia por mostrar los cadáveres de los supuestos guerrilleros.

Terminó su intervención, haciendo alusión a la prensa de su país que se muestra a favor de Colombia, y les recomendó un libro.

Hoy se conoció que el gobierno ecuatoriano habría retirado a nueve funcionarios de su embajada que aun permanecían en Colombia

——

La Cancillería mexicana anunció en las últimas horas que pedirá que el Gobierno de Colombia indemnice a las familias de los mexicanos muertos en la operación contra Raúl Reyes. La Secretaría de Relaciones Exteriores de México respondió a la negativa del Gobierno colombiano diciendo que es necesario que se otorguen compensaciones a las familias mexicanas.

El gobierno de México insistirá en conseguir de Colombia una compensación para Lucía Morett hospitalizada en Quito y las familias de los cuatro jóvenes que murieron en la operación contra Raúl Reyes.

Hoy los familiares entregaron a la secretaría de relaciones exteriores una comunicación con sus planteamientos sobre lo ocurrido.

A pesar de las imágenes publicadas por la televisión ecuatoriana, donde presuntamente se ven los mexicanos, en lo que parece un entrenamiento y en actividades recreativas, los familiares insisten en su inocencia.

Y acusaron a los medios de promover información falsa.

los familiares y un grupo de amigos de los cuatro jóvenes protestaron frente al a cancillería mexicana exigiendo justicia. A pesar de la negativa colombiana a indemnizar a quienes se encontraban en este sitio, México señaló que espera las investigaciones para esclarecer los hechos.