El Departamento de Justicia estadounidense anunció este jueves que acusó a siete agentes de la inteligencia militar rusa por una campaña de ciberataques contra sectores deportivos, una agencia internacional y una firma especializada en energía nuclear.

Las acusaciones están vinculadas a la expulsión de cuatro agentes rusos acusados de haber pirateado la sede de la Organización para la prohibición de armas químicas (OIAC) en La Haya, indicó un responsable del Departamento de Justicia.