EE. UU. desplegará tropas en Medio Oriente tras muerte de Soleimanimundo

EE. UU. desplegará tropas en Medio Oriente tras muerte de Soleimani

Redacción Digital - 3 de enero del 2020 2:16 pm

Estados Unidos dijo que desplegará hasta 3.500 soldados adicionales en Medio Oriente para reforzar la seguridad de los intereses estadounidenses en la región tras la muerte el viernes en Bagdad del general iraní Qasem Soleimani durante un bombardeo estadounidense, dijo a AFP un alto funcionario del Pentágono.

Estos soldados pertenecen a una fuerza de reacción rápida de la 82a división aerotransportada, que se encontraba en estado de alerta desde el ataque del martes contra la embajada de Estados Unidos en Bagdad, dijo la fuente, que habló bajo condición de anonimato.

 

Temor generalizado a una escalada de tensión tras muerte de comandante iraní

 

La muerte del poderoso comandante de la Fuerza Quds de los Guardianes de la Revolución iraní, Qasem Soleimaní, en un ataque de Estados Unidos ha generado este viernes preocupación y un temor generalizado a una mayor escalada de la tensión de consecuencias difíciles de predecir en la convulsa zona de Oriente Medio.

«El mundo no puede permitirse otra guerra en el golfo» Pérsico, alertó el secretario general de la ONU, António Guterres, quien defendió una reducción de la tensión en la región y consideró que «este es un momento en el que los líderes del mundo deben ejercer la máxima contención».

En medio de las promesas del líder de Irán, Alí Jameneí, y el dirigente del grupo chií libanés Hizbulá, Hasan Nasralá, de que habrá venganza por la muerte de Soleimaní y las amenazas de una «respuesta rápida y directa» de los rebeldes hutíes del Yemen contra Estados Unidos, la comunidad internacional comparte en líneas generales su preocupación por lo ocurrido y sus eventuales consecuencias.

Así, los presidentes de Francia, Emmanuel Macron, y Rusia, Vladímir Putin, alertaron de que la acción de Estados Unidos «puede agravar seriamente la situación» en Oriente Medio.

Previamente Moscú había dado un paso más allá, al calificar el ataque de «paso aventurero que conducirá a un aumento de la tensión en toda la región», y de «corto de miras» y con «consecuencias muy negativas para todo el sistema de seguridad internacional» el «asesinato» del general iraní, quien, recordó, ordenó combatir al Estado Islámico (EI) mucho antes de que Washington creara la coalición internacional contra el terrorismo yihadista.

Soleimaní era el encargado de las operaciones fuera de Irán de los Guardianes de la Revolución y estuvo presente sobre el terreno en Siria e Irak, supervisando a las milicias respaldadas por Teherán en ambos países y desempeñando un papel destacado en los conflictos de toda la zona.