En estados Unidos, el Gobierno de Donald Trump impondrá nuevas reglas que dificultarán a los inmigrantes obtener las tarjetas de residencia conocidas como green card.

La propuesta del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos busca impedir que los inmigrantes legales obtengan la residencia permanente o green card si ellos o sus hijos –aunque hayan nacido en suelo estadounidense– hacen uso de ayudas públicas federales o estatales con fondos de los contribuyentes.

El borrador de la normativa pone en la mira a los inmigrantes que reciben cupones para alimentos, están inscritos en un seguro médico público como Medicaid, inscriben a sus hijos en programas de escolarización del Estado o reciben subsidios en tarifas de servicios públicos.

NURY ROJAS