Luego de la notificación el embajador William Brownfield, expresó sus excusas al ministro de de defensa después de afirmar que su gobierno no había hecho el recorte y aseguró que su gobierno no apoyara’ a estas unidades. 

Después de las versiones sobre el recorte presupuestal del gobierno norteamericano, a 3 brigadas involucradas por la ejecución de civiles, hoy un vocero del  Departamento de Estado de los Estados Unidos confirmó la noticia.

"Hemos visto informes que afirman la suspensión de la ayuda militar a las unidades militares colombianas. De hecho, no hemos suspendido la ayuda militar a Colombia. Hemos decidido que las tres unidades militares ya no califican para recibir la asistencia, una medida que hemos tomado con base en la información proporcionada por el Gobierno de Colombia de que estas unidades estaban involucradas en la violación de derechos humanos" señala el informe oficial entregado a Caracol Radio.

Para el gobierno norteamericano, la destitución de 27 uniformados, confirma la violación de los derechos humanos, en la ejecución extrajudicial de civiles, "así se hizo para garantizar que las unidades que participaron en los homicidios de Soacha, no recibieran la asistencia de EE.UU., de acuerdo con las leyes de Estados Unidos. Cualquier asistencia que pueda haber sido dirigida a estas unidades, fueron redirigidas a las unidades elegibles bajo las leyes estadounidenses".

Por su parte, Juan Manuel Santos, ministro de Defensa Nacional, dijo que con las medidas tomadas el gobierno colombiano espera que los Estados Unidos levanten le veto y se replantee la ayuda para las unidades militares comprometidas en casos de  violación de derechos humanos.