El presidente estadounidense Donald Trump anunció el miércoles el cierre de la frontera con Canadá, aunque subrayó que ello no afectará el comercio.

La medida se suma a la prohibición de ingreso a Estados Unidos de personas desde Europa, China y otras regiones afectadas por la pandemia de coronavirus.

«Estaremos, por mutuo consentimiento, cerrando temporalmente nuestra Frontera Norte con Canadá al tráfico no esencial. El comercio no se verá afectado», dijo Trump en un tuit en el que añadió que habrá más detalles sobre la medida.