El Comando Operativo Apolo del Ejército Nacional, en coordinación con la Sección de Investigación Judicial de la Policía Nacional, ubicó dos automotores que contenían en su interior más de una tonelada de marihuana tipo creepy y los cuales habían sido abandonados en el puente El Hormiguero, lugar que divide los departamentos de Cauca y Valle del Cauca y en los cuales.

Según las primeras informaciones, este cargamento pertenecería a la red de narcotráfico al servicio del Grupo Armado Organizado Residual Gao-r  subestructura sexta, la cual, al parecer pretendía sacar esta sustancia del país en los próximos días.

Se calcula que esta droga estaría avaluada en más de cinco mil millones de pesos.

Este narcótico estaba forrado bajo una serie de materiales como aluminio y papel periódico, los cuales impedían ser detectados incluso por caninos y contaba con una capa de aceite especial que permitiría la adhesión a diferentes tipos de embarcaciones.