Dos misiles disparados por las fuerzas norteamericanas en Irak impactaron el hospital de Sadir City, vecina de Bagdad.

Los iraquíes ya han visto que éstos proyectiles siempre dan en los objetivos demarcados, precisamente por eso se llaman misiles de precisión.

En este estado quedó el hospital iraquí Al Sadr en las afueras de Bagdad, luego de ser impactado por dos misiles que la fuerza aérea norteamericana disparó contra lo que creían que era un escondite de Muqtada Al Sard, el clérigo  radical de los  chiitas.

El primero de los misiles impactó la fachada y causó heridas a los 20 pacientes, la mayoría de ellos niños. Antes de que colapsara la estructura, la totalidad de pacientes pudo ser evacuada,  evitando así que aumentara el número de víctimas.

 Pero unos minutos más tarde, otro misil norteamericano cayó sobre las viviendas del barrio vecino del hospital. Éste produjo la muerte de 2 civiles e hirió otros 7.

Desde la invasión de Estados Unidos a Irak, cerca de 650 000 civiles han muerto en el fuego cruzado.

Publicidad