Sanos y salvos fueron rescatados por el Ejército 17 contratistas de EPM que hacían labores de electrificación rural en la vereda El Pato de Zaragoza, norte antioqueño, y que habían sido secuestrados el pasado fin de semana.

«Delincuentes del Clan del Golfo tenían retenidos ilegalmente a 17 empleados de la empresa. Llevaban dos días allí, una cuadrilla de EPM estaba haciendo arreglos en las instalaciones del tendido eléctrico, cuando fueron abordados por delincuentes que les dijeron que de ahí no se podían mover sin que la empresa cancelara una suma de dinero», explicó el general Alberto Sepúlveda Riaño, comandante de la Séptima División.

A los contratistas les quitaron sus teléfonos celulares y sólo a través de uno se comunicaron con la empresa para solicitar un rescate.

«Una vez la empresa nos informa esto, procedemos a alistar nuestras tropas, nuestros comandos, los cuales realizan una infiltración hasta el área. Nuestros valientes soldados llegan al sitio y sostienen combates con los delincuentes en plena calle de El Pato, se presenta un combate por lo que son capturados dos delincuentes, uno de ellos herido», añadió Sepúlveda. 

Luego el Ejército halló una armería con tres morteros, 2 ametralladoras, 37 fusiles y clorhidrato de cocaína. Los contratistas fueron trasladados a Medellín.