Luego de seis meses de haber colapsado el viaducto Chirajara, ubicado en la vía Bogotá – Villavicencio, el concesionario Coviandes anunció que el próximo 11 de julio se hará la implosión de la pila que quedó en pie.

El pasado 15 de enero se registró el colapso del viaducto Chirajara, evento que le ocasionó la muerte a nueve trabajadores y aunque días después se estableció que la parte que quedó en pie debía ser demolida, solo hasta hoy el concesionario Coviandes confirmó, a través de una carta dirigida a la Gobernación del Meta, que la pila C será implosionada el próximo 11 de julio.

“Me parece una excelente decisión por parte de Coviandes hacer esto por el sistema de implosión. Este proyecto se debió entregar ahora en junio, hay que reiniciarlo y eso se demora por lo menos un año o año y medio, entendiendo que la cimentación está en perfecto estado y ellos pueden empezar a trabajar desde la terminación de la cimentación hacia arriba”, indicó el ministro de Transporte, Germán Cardona.  

De acuerdo con Coviandes, se realizará el cierre total de la vía entre la 1:00 p. m. y 3:00 p. m., la actividad estará a cargo de la firma Demoliciones Atila Implosión, se emplearán 200 kilos de explosivos y se proyecta que la estructura se desplome en menos de un minuto.

William Valencia, presidente  de la Sociedad de Ingenieros del Meta, aseguró que “preferiblemente por diseño de los especialistas en explosivos determinaron que la implosión sea a las 2:00 p. m. por la misma velocidad del tiempo”.

Recordemos que esta obra debía ser entregada en diciembre de 2017, dado el incumplimiento, la Agencia Nacional de Infraestructura decidió imponer una sanción diaria de $10 millones, es decir, que a la fecha Coviandes debe cerca de $1.800 millones.