Uno de cada cuatro familias que habitan en zonas rurales del país no cuentan con el servicio de agua potable, según la Comisión de Regulación de Agua CRA.

En entrevista con Noticentro 1 CM&, el Director Ejecutivo de la CRA, Diego Felipe Polanía, reveló que aunque en las grandes ciudades, la cobertura de agua potable llega al 98%, en el campo colombiano todavía hay un 25% de hogares que no tienen acceso a acueductos y deben suplir la necesidad con alternativas como carrotanques o bolsas.

La situación preocupa debido a que para enfrentar el coronavirus el agua es un recurso sanitario indispensable. “En el área rural estamos hablando de que cerca del 72 por ciento de la población tiene agua y si a eso le sumamos soluciones alternativas, estamos diciendo que un 25% de la población rural no tiene acceso a acueducto”, dijo.

El funcionario agregó que “esto es muy importante porque para atender y contrarrestar la emergencia, pues el tema del lavado de manos y tener acceso a agua segura y limpia, pues es indispensable para controlar la pandemia”.

Con las medidas extraordinarias adoptadas por el Gobierno, cerca de un millón 200 mil usuarios del servicio de agua, que por diversas circunstancias no podían pagar sus facturas y tenían suspendido el servicio, fueron reconectados o se les restableció el suministro, mientras dure la pandemia.

“En este momento no se puede cortar el servicio de acueducto, por falta de pago en razón a la pandemia. Pero sí existe la responsabilidad de pagar por los consumos que se hacen, esas personas van a ser las primeras beneficiarias del esquema de diferimiento de pagos”, explicó el director de la CRA.

Entre tanto, la comisión reguladora hizo un llamado para que los usuarios consuman estrictamente lo necesario y se haga uso racional del recurso, advirtiendo que la falta de lluvias en varias regiones del país y los bajos noveles de los embalses, se constituyen en un riesgo para el abastecimiento.

“Nos toca en este momento pedir la solidaridad de las personas para que sean racionales y usen bien el agua. En ciertos territorios del país donde hay estrés hídrico, podríamos vernos abocados a una situación muy difícil si la gente consume irracionalmente y no hay agua disponible para todos”, concluyó Polanía