El ascensor en el que los Supersónicos, la futurista tira cómica de los años 80, subían a su casa, es una realidad que además, es amigable con el medio ambiente.