Hoy pudo volver a su casa el cabo Amaón Flórez, secuestrado hace diez años en Miraflores, Guaviare, y liberado en la Operación Jaque.

El Cabo Flórez se reencontró hoy con su familia en Popayán… Su hermana, María Fernanda, caminó al lado del profesor Moncayo para pedir la libertad de los secuestrados, libertad que hoy se hizo realidad para esta familia.

En el aeropuerto de Popayán todo estaba preparado para la llegada del cabo Amahón Flores… Allá lo esperaba una multitud, su familia, y en especial su hermana María Fernanda.

La misma que se unió a la travesía del caminante por la paz, para paso a paso recorrer el país en busca de la liberación de su hermano.

Durante casi una década ella sólo se pudo conformar con ver al cabo Flores en las pocas pruebas de supervivencia que le llegaron.

 Además de recibir mensajes a través de cartas. 

Todo ese sufrimiento de no poder tener cerca a su hermano y conformarse  con enviarle mensajes que tanto deseo que se hicieran realidad.

Hoy tuvo su recompensa.  A la 1:30 de la tarde terminó una espera de 9 años, 11 meses y dos días.  El cabo Flores estaba de nuevo junto a su hermana.

En medio de pitos, sirenas y con himno nacional a bordo el nuevo héroe de Popayán por fin llegó a su casa.

Para estar con toda su familia y desde ya empezar planear cómo  recuperará todos estos años perdidos por culpa del secuestro.