Una mamá y su pequeña viajaron desde Santa Rosa de Cabal, Risaralda, hasta Bogotá, gracias al programa Regala Una Vida de la Fundación Cardio Infantil, y su hija quien tiene una CIB, que es un hueco en el corazón pueda ser operada.

“Para que alguien venga y me diga se la van a hacer, su niña va a quedar bien, ¡Uy por Dios! yo estoy súper agradecida”, dijo Sandra Luna, mamá de la niña beneficiada.

“En una jornada de dos días nosotros diagnosticamos alrededor de 300 niños de los cuales depende del resultado se traen inmediatamente o se traen a mediano y largo plazo depende de su condición”, afirmó Claudia Torres, comunicaciones Fundación Cardio Infantil.

Ellas llevan una semana en Bogotá y los médicos ya le hicieron todos los exámenes de rigor y la niña está lista para su intervención quirúrgica.

Publicidad

Además de atención médica, la pequeña recibió por adelantado al cardiosito que es la insignia del programa y hace alusión a la vida de los pequeños.

“Es un osito que se vuelve un elemento terapéutico para la recuperación de los niños no solo en su parte emocional porque crean un vínculo con él, sino también en su parte física”, contó Claudia Torres.

Con este programa donde hacen gratuitamente cirugías de alta complejidad se han beneficiado más de 15.000 pequeños de toda Colombia.