Mantener activo el cerebro es la forma de prolongar la vida. Así lo determinó un estudio científico alemán.

El estudio está basado en un experimento que demostró que aprender cosas nuevas después de los 50 años permite el crecimiento cerebral.

Personas mayores de 50 años pueden hacer que su cerebro, crezca y siga desarrollándose, si aprenden nuevas habilidades. Eso fue lo que comprobaron un grupo de científicos alemanes, estudiando el comportamiento de 44 personas entre los 50 y 67 años.

Durante el estudio los pacientes aprendieron malabarismo durante tres meses, después de ese tiempo los científicos comprobaron que había crecimiento en diferentes regiones cerebrales.

Las regiones que crecieron fueron las que tienen importancia para el aprendizaje y la percepción de movimientos.

Después, las 44 personas suspendieron por tres meses los entrenamientos. Los investigadores descubrieron que las zonas que habían crecido, se encogieron.

Los resultados fueron comparados con los de 25 personas que no fueron sometidas a ningún entrenamiento y sus cerebros no presentaron ninguna variación durante los seis meses del estudio.

Publicidad