Ismael Zambada, El Mayo, es el reemplazante del Chapo Guzmán en el Cartel de Sinaloa, su principal centro de operaciones Colombia y su primer proveedor, según policías de México, Colombia y Estados Unidos, son las Farc.

Este es Ismael “El mayo Zambada”, socio de Joaquín ‘El chapo’ Guzmán, líder del cartel de Sinaloa. Zambada maneja los negocios internacionales del cartel, con conexiones en Colombia con tres frentes de las Farc, el 57 en Urabá, el 30 en Buenaventura, y el 48 en Putumayo. Las autoridades colombianas tienen información detallada de los nexos Farc-Chapo Guzmán, para el abastecimiento de droga, transportada a través de semisumergibles.

El pasado 21 de diciembre, en una operación internacional entre las armadas de Colombia y Ecuador, fue interceptado este semisumergible que transportaba hacia costas de México, tres toneladas de cocaína, por un valor de 100 millones de dólares. Para las autoridades no hubo duda sobre la propiedad de la Farc del cargamento incautado.

Según información de la DEA, la droga había sido negociada por el Mayo Zambada con la columna Daniel Aldana, del frente 30 de las Farc, encargada de controlar la construcción de semisumergiles, y sacar la cocaína por Cabo Manglares, Nariño, y Acandí, en la costa chocoana.

Las autoridades antinarcóticos colombianas y la DEA siguen los pasos de Edgar López Gómez, alias Pacho Chino, negociador de las Farc y comandante del frente 30, negociador de 12 toneladas de cocaína para el Chapo en los últimos 5 años. El frente 30 era el encargado de recibir la pasta de coca enviada desde el Putumayo para refinarla en laboratorios ubicados en zona rural de Tumaco y Buenaventura.

En junio del año pasado, un sobrino de Guzmán Loera estuvo en Buenaventura negociando con emisarios del frente 57 de las Farc para sacar cocaína por el Golfo de Morrosquillo y el Darién Panameño, rumbo a Centroamérica, y continuar el abastecimiento de cocaína para el cartel de Sinaloa.