Tras una investigación adelantada por la Dijín y la Fiscalía se pudo efectuar la captura de dos personas señaladas de estar involucradas en la explotación sexual de mujeres. Según la Policía se descubrió un asocio criminal entre el Clan Úsuga y una organización de trata de personas.

De esta forma se determinó que esta Bacrim aparte de dedicarse a crímenes como el narcotráfico, homicidio y desplazamiento forzado, también está relacionado con el reclutamiento de mujeres para explotarlas sexualmente en cada campamento de esta organización delictiva.

Publicidad

Según las autoridades, una de las capturadas fue identificada como ‘Claudia‘ quien se encargaba de engañar a otras mujeres, madres cabeza de hogar o de bajos recursos, para reclutarlas y así ser abusadas sexualmente.

Estas capturas se pudieron dar gracias a la denuncia de una mujer quien había sido víctima de los abusos de esta banda criminal.

«Me llevaban con engaños y me obligaban a tener relaciones sexuales con varios hombres, me obligaron a hacer cosas muy tristes que no quería hacer; fui obligada», narró la denunciante.