En el juicio contra los paramilitares extraditados Ramiro “Cuco” Vanoy y Francisco Zuluaga, alias Gordolindo, se supo que estuvieron a punto de ser capturados en 1999, junto con Alejandro Bernal Madrigal…

Esa es la razón por la cual los fiscales y jueces de Estados Unidos no creen que los dos condenados hayan sido nunca paramilitares…  Para ellos son narcos puros que se camuflaron en el proceso de paz… Algo que en su momento muchos dijeron en Colombia

Para la justicia de los Estados Unidos es claro que Ramiro Vanoy alias Cuco Vanoy y Francisco Javier Zuluaga alias Gordolindo, eran narcotraficantes disfrazados de paramilitares, por eso había ordenado sus capturas con fines de extradición desde 1999.

El 12 de octubre de ese año Alejandro Bernal Madrigal, alias Juvenal, quien según agentes encubiertos de la DEA tenía lista su entrega a la justicia de ese país, les puso una cita a Cuco Vanoy y a Gordolindo en el sitio donde los iban a capturar.

Publicidad

Cuco Vanoy, quien según las autoridades estadounidenses con sus hombres del Bloque Mineros protegía los cargamentos de droga de Juvenal y Gordolindo y además les prestaba una pista clandestina para el tráfico de la droga, no acudió a la cita de Juevenal, porque le pareció sospechosa la llamada.

Gordolindo tampoco acudió a la cita, porque ese día decidió irse de rumba con unas amigas.

El 13 de octubre de 1999, la Policía y la Dea realizaron la famosa Operación Milenio en Bogotá, Medellín la Costa atlántica y el norte del Valle y capturaron a 27 extraditables entre ellos a alias Juvenal y a Fabio Ochoa.

En Estados Unidos, alias Juvenal se convirtió en el principal testigo en contra de Gordolindo y Cuco Vanoy.

“Verdaderamente fueron las grabaciones que tenían en contra de él cuando visitó la oficina de Bernal. El mismo Bernal era un testigo en contra de él”.

Hoy, la Condena de 25 años que por narcotráfico le impuso el Juez Federal de Miami, Michael Moore a Cuco Vanoy, puso a tambalear el proceso de Justicia y Paz, porque el desmovilizado paramilitar decidió retirarse del proceso.

“No solo por la decisión de la condena, sino por la situación de Colombia y de su familia y apoyado por su misma familia, él ha decidido retirarse de justicia y paz.

Si los demás jueces federales de Estados Unidos siguen el mismo camino del de Miami, las sentencias en Contra de Mancuso, Jorge 40 y Don Berna, entre otros, estarían entre 25 y 40 años, lo que quiere decir que ninguno de ellos recuperaría su libertad antes de cumplir 75 años de edad.