El presidente del Ecuador Rafael Correa adoptó medidas estrictas para fortificar la seguridad nacional en las zonas limítrofes, en caso que se presenten intervenciones militares en su territorio.

De esta forma, el presidente Correa ha decidido hacer frente, no solo por la vía militar si no también por la jurídica, a quienes crucen de manera ilegal los limites de los dos países y sean sorprendidos en territorios ecuatoriano, que según el mismo mandatario:  “el conflicto está desbordado y es un peligro para la región”  

Publicidad

Estas nuevas disposiciones ecuatorianas, se aplicarán no solo para los miembros de los grupos guerrilleros sino también a los efectivos de las Fuerzas Militares colombianas.  

Para el mandatario ecuatoriano, Colombia no pudo controlar su problema interno en la frontera.   La oficina del Ministerio de Relaciones Exteriores emitió un comunicado desarrollando el anuncio presidencial en el que el Gobierno del Ecuador se compromete a llevar a la justicia a aquellos que de forma ilegal ingresen a ese país.