El congreso de Paraguay frenó, por falta de quórum, la pretensión del jefe de estado, Horacio Cartes, de renunciar a su cargo para asumir como senador de la república el próximo primero de julio.

La renuncia de Horacio Cartes a la presidencia de Paraguay no se abordó en el Congreso por falta de quórum; solo 13 de los 45 senadores de la cámara alta y 50 de los 80 de la cámara baja asistieron.

Esto demorará la salida del mandatario que renunció el pasado lunes para poder asumir como senador el primero de julio, tras ganar un escaño en las elecciones de abril, y así no caer en duplicidad de funciones.

Los opositores de Cartes, alegan que el mandatario no puede ser senador activo porque la constitución establece que un expresidente se convierte en senador vitalicio, sin voz ni voto.  

El mandatario instó este miércoles a su colectividad, el partido Colorado, para buscar la unidad y así poder posesionarse en el Congreso, tras resultar, en los pasados comicios, como el número uno en la lista del Senado por su partido.