En medio de protestas e incertidumbre sobre cómo será el accionar político de entrada del nuevo presidente de Estados Unidos, Donal Trump, esta tarde se posesionará ante la presencia de poco más de 900 mil personas.

El vicepresidente Pence será quien primero tome juramento ante un juez del Tribunal Supremo, acto seguido Trump ante el jefe de Justicia, después dará su primer discurso como presidente de Estados Unidos.

A la ceremonia de investidura asistirán los expresidentes Jimmy Carter, George W. Bush y Bill Clinton, además de su principal contendora en las elecciones, Hillary Clinton. También participará el saliente presidente Barack Obama, quien luego del acto asistirá a una ceremonia de despedida junto a asesores, amigos y personal de la Casa Blanca en la base aérea de Andrews, a las afueras de Washington y finalmente abordará el avión presidencial que lo dirigirá a su vida como ciudadano privado en Palm Springs, California.

Donal Trump, presidente número 45 de Estados Unidos, llega a la Casa Blanca con uno de los niveles de aprobación más bajos de la historia. De acuerdo con una encuesta de Pew Research Center, Trump se inaugura como el presidente más impopular en cuatro décadas, el 86% de los estadounidenses cree que el país está más dividido en el plano político que en el pasado.

Publicidad

El buscador más grande de Internet, Google, informó que los datos de búsqueda más ‘googleados’ en el portal son «inauguration protests» -protestas durante la inauguración- en cerca de 31 estados de Estados Unidos, a diferencia de 17 que buscan información sobre la asistencia al evento. «América perdió. Rusia ganó una elección robada» son frases pronunciadas por los protestantes.

Finalmente, en la noche, Donal Trump y la primera dama, Melania Trump, asistirán al baile de inauguración.