El abogado Leonardo Luis Pinilla Gómez y el director anticorrupción de la Fiscalía Luis Gustavo Moreno Rivera fueron antiguos socios en varios procesos judiciales. Ambos fueron capturados el pasado 27 de junio de 2017.

Pinilla Gómez fue el apoderado de Guillermo José Pérez Ardila, dueño de la IPS que recibió cerca de 40 mil millones de pesos en recobros al Fosyga por tratamientos de falsos pacientes de hemofilia y síndrome de Down en Córdoba, durante la administración del gobernador Alejandro Lyons, prófugo de la justicia colombiana.

Pinilla Gómez, como apoderado de Pérez Ardila, logró que un juez le concediera casa por cárcel a pesar de haber aceptado cargos en abril de este año. Guillermo Pérez fue el contratista estrella de Salud en la Gobernación de Córdoba de Alejandro Lyons Muskus y este es uno de los procesos más sólidos en contra del ex mandatario.

Hoy Pinilla Gómez enfrenta un proceso en Estados Unidos por el delito de conspiración para lavar activos con el fin de promover el soborno y la corrupción en Colombia.

La orden de captura en su contra, junto con la del fiscal Luis Gustavo Moreno, fue librada con fines de extradición a Estados Unidos por el intento de sobornar al exgobernador Lyons en Miami a cambio de entregar información confidencial de sus casos.

Las autoridades de Estados Unidos dicen que Luis Moreno de reveló la identidad de las personas que la Fiscalía tiene como testigos en los procesos que enfrenta el ex gobernador Alejandro Lyons.

No es una circunstancia fortuita el trabajo en conjunto que realizaron los abogados Pinilla Gómez y Moreno Rivera. Ambos fueron abogados del ex gobernador de Antioquia Luis Alfredo Ramos, quien enfrenta un proceso por sus presuntos vínculos con paramilitares ante la Corte Suprema.