Iván Larrea, hermano del ministro de Seguridad ecuatoriano, Gustavo Larrea, y la ciudadana María Augusta Calle, asambleista nacional, rechazaron las declaraciones del fiscal Iguarán en las que los relacionan con las FARC.

El hermano del ministro, comentó que en los “40 millones de páginas” de los documentos que se han conocido de los computadores de “Raúl Reyes” de ninguna manera se cita su nombre.

Larrea aseguró que no es la primera vez que tiene problemas con Colombia, y recordó que un diario colombiano, tuvo que rectificar por confundirlo con otra persona cuando lo señalaron en una foto con “Raúl Reyes”.  

El hermano del ministro le restó importancia al informe de la INTERPOL y acusó al presidente Uribe de mantener una campaña en contra de Ecuador.

Por su parte, la Asamblea Constituyente convocó a la sociedad civil ecuatoriana en defensa de Maria Augusta Calle, vinculada también a los procesos de la llamada “farcpolítica”.

La mayoría de asambleístas apoyaron a Calle y aseguraron que no estará sola y lamentaron que en Colombia se utilice este tipo de acciones para “fortalecer la imagen del presidente Uribe”.

Por su parte, en la reunión de Unasur, en Brasilia, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, invitó a su par colombiano para que siga investigando las relaciones entre narcotraficantes y  paramilitares con miembros del congreso en vez de abrir procesos judiciales contra civiles ecuatorianos.