La deficiencia de vitaminas del complejo B en el cuerpo humano, produce la sensación de cansancio, fatiga, falta de concentración, irritabilidad, recuperación lenta de la musculatura, e incluso déficit de atención.

El complejo B reúne 8 diferentes vitaminas, entre sus componentes entre las que se pueden encontrar la B1, B2, B3, B4, B5, B6, B7, B9 y B12.

Es posible encontrar las vitaminas del complejo B en diferentes alimentos que se consumen cada día, como los frutos secos, las legumbres, carnes, pescados, mantequilla, hígado, huevos, espinaca, papás, aguacate, pavo, entre otros alimentos que son ricos en estos nutrientes.

Por lo tanto, es sencillo obtenerlas si se mantiene una dieta balanceada y variada, sin embargo, la ciencia ha demostrado que el consumo de esta vitamina trae beneficios a quien lo toma incluso cuando ya está cubierta esta necesidad por otros alimentos.

¿Qué beneficios aporta el complejo B?

  • Impide la debilidad muscular.
  • En el caso de las mujeres embarazadas, evita las malformaciones en el feto.
  • Regula el apetito.
  • Produce energía.
  • Fortalece el sistema inmune.
  • Previene y evita la anemia.
  • Reduce la ansiedad y la depresión.

¿Cómo se debe tomar?

La mayoría de suplementos de vitamina B tienen el 100% de la dosis recomendada, por lo que se recomienda tomar solo 1 pastilla al día de entre 5 a 10 Mg. 

Se recomienda tomar en la mañana debido a que sus compuestos estimulan la energía a nivel corporal y neurológico por lo que en algunos casos puede afectar la  capacidad para conciliar el sueño.

No se recomienda tomar dosis altas de complejo B debido a que puede tener efectos negativos en la salud. Lo más recomendable es recibir asesoría médica para ajustar la dosis adecuada.