Desde Estados Unidos, el alto comisionado para la paz, Miguel Ceballos, se refirió al anuncio de los  exlíderes de las Farc, que decidieron rearmarse.

Pidió a la JEP que acelere el proceso contra los exjefes de las Farc e insistió en que el régimen de Maduro apoya a los guerrilleros reincidentes.

A su vez,  aseguró que hay “personas que están tratando de destruir el proceso de paz deben ser perseguidas y llevadas a la justicia”.

Sin embargo, fue enfático en que el Gobierno apoyará implementación.

“El Gobierno está 100% comprometido en continuar con la implementación, en ese orden de ideas necesitamos la exclusión inmediata de estas personas por parte de la JEP”, dijo.

E indicó que más del 90% de los excombatientes de las FARC está genuinamente en el proceso. «La voluntad de paz que ellos están expresando debe ser respetada, el Estado nunca los va a dejar solos”.

Finalmente, aseveró que «el hecho de que Iván Márquez recurra al ELN, cuyos máximos líderes están presentes en Venezuela, no hace sino confirmar que ese pequeño grupo sigue vinculado con el narcotráfico y está siendo apoyado por ese régimen dictatorial».