El incremento del IVA, según el economista Eduardo Sarmiento, está orientado a reducir el salario para reajustar el sistema económico.

El vocero de los pequeños industriales propone una fórmula alternativa en la que las empresas paguen según su aporte real a la sociedad.