Juli Briskman es una ciclista que en el año 2017 le hizo “pistola” al paso de la caravana del presidente de Estados Unidos, Donald Trump mientras regresaba de su campo de golf hacia la Casa Blanca, 

Este episodio hizo que, según ella, la despidieran de su trabajo en ese momento (2017). El abogado de la ciclista, aseveró que por culpa de esa foto, ella se vio obligada a renunciar a su trabajo como ejecutiva de mercadotecnia en la empresa Akima LLC, publicó el medio informativo

El giro inesperado

Juli Briskman / Foto: AFP

Paradójicamente, la situación hizo que esta mujer ganara una elección para un cargo local en Virginia este martes en la noche, publicó CNN.

Según CNN, se proyectó que Briskman había ganado este martes la pelea para quedarse con el cargo de supervisora ​​del Distrito Algonkian en el condado de Loudoun, Virginia.

Este triunfo lo logró curiosamente dos años después de que su foto haciendo “pistola” a Trump se hizo viral en octubre de 2017, pues Briskman pudo sacar jugo a su reprimenda viral contra Trump en el triunfo, porque en la campaña buscó que la imagen fuera central en su mensaje político.

“Hoy estoy presentando mis documentos organizativos en una apuesta por una cargo local en el condado de Loudoun, Virginia. Loudoun merece transparencia en el gobierno, escuelas totalmente financiadas y soluciones más inteligentes para el crecimiento (…) Es tiempo de un cambio”, así anunció su campaña en Twitter en septiembre de 2018 la mujer.

Por otro lado, también posteó un artículo del diario The Washington Post titulado “La ciclista que mostró el dedo medio a la caravana de Trump se postula para un cargo público”.

“Mi dedo expresó lo que sentía”, dijo Briskman en ese momento. “Estoy enojada y frustrada”. Sostuvo la nueva supervisora a Jeanne Moos de CNN en 2017.