El conflicto entre la farmacéutica Novartis y el Ministerio de Salud de Colombia, concluyó. El gobierno declaró el medicamento de interés público, sin afectar el proceso de paz, tal como amenazó hacerlo.

Aunque las IPS del sistema general de salud verán reducidas sus cuentas, la Liga Colombiana de Lucha contra el Cáncer tiene claro que los pacientes no tendrán un beneficio directo.

Según la Liga, aunque los precios anteriores del Glivec eran confiscatorios para los pacientes, éste no es el único medicamento de alto costo que reduce sus posibilidades de vida y es necesario para sólo una minoría de pacientes.

La declaratoria de interés público al medicamento, le permite a Colombia escoger el menor precio que se paga por la molécula del Glivec en los 17 países que el Ministerio de Salud tiene como referencia. De este análisis saldría el precio al que se podrían vender el medicamento y sus originales.

Publicidad

Pero lo recorrido en busca de un precio justo para este medicamento, enfrentando a uno de los más poderosos del mercado mundial farmacéutico podría ser el inicio del camino que éstos otros medicamentos van a recorrer.