La Procuraduría abrió una investigación para establecer si se presentaron irregularidades en la ejecución de un contrato firmado por la Administradora de los Recursos del Sistema General de Seguridad Social en Salud (Adres). Se trata de un convenio que tiene como fin adelantar una auditoría sobre las solicitudes de recobros al sistema de salud, y que fue suscrito por más de ciento cuarenta mil millones de pesos. La Procuraduría cuestiona que pese a que el contrato fue firmado en julio de 2018, el mismo no se ha ejecutado de forma adecuada. Además, el contratista no estaría cumpliendo con sus funciones de auditoría.

Por su parte, la Adres señaló que colaborará con la investigación de la Procuraduría y confirmó que el contratista llamado Unión Temporal de Auditores ha incumplido en reiteradas ocasiones con sus obligaciones. Incluso, la Adres señala que contra al contratista ya se le han impuesto cuatro multas por más de $ 2.380 millones.