En el Plan de Ordenamiento Territorial que prepara la administración de Enrique Peñalosa y que será presentado el año entrante, desaparecerá el carácter privado de los antejardines, zonas que serán de uso exclusivamente público en las nuevas construcciones de la capital.

El privilegio de Pent House con terrazas desaparecerá, ya que la nueva norma obligará a construir terrazas en los últimos pisos de los edificios para el disfrute de todos los residentes.

La construcción de garajes en primeros pisos también será prohibida en el nuevo POT.

La Administración permitirá edificar inmuebles de mayor altura a cambio de cesión de espacios para uso público.

Publicidad