En una segunda entrega, el diario EL PAIS de España, cuenta como la guerrilla de las FARC diezmado por los golpes propinados por las Fuerzas Armadas de Colombia, puso en marcha una nueva estrategia: la ofensiva diplomática internacional.

En esta segunda publicación, se muestra una etapa de decadencia de las FARC que comienza desde el 2002 no solo por la llegada de Álvaro Uribe a la presidencia sino que a nivel internacional, la Unión Europea la había incluido en la lista de grupos terrorista además de acusarla de cometer crímenes de lesa humanidad.

Según EL PAIS, en los computadores de Raúl Reyes, las FARC tuvieron un aliado para lograr este propósito, el presidente Hugo Chávez.

Para este objetivo, las FARC entraron en la llamada Coordinadora Continental Bolivariana, CCB, del cual también hacen parte delegaciones de  izquierda de 17 países, según el periódico español,  incluso existen entre ellos  grupos alemanes y suizos.

Prueba de ello, un correo fechado del siete de febrero de 2007 y enviado por Iván Márquez, recomendó la sede del segundo encuentro del CCB,  Quito y la fecha, el 24 de febrero de 2008.

Entre los documentos encontrados en el computador de “Raúl Reyes”, la idea del secretariado es fortalecer las relaciones “político-diplomáticas” con los partidos comunistas latinoamericanos y con tres gobiernos en especial, el venezolano, el nicaragüense y el ecuatoriano.  

Como objetivo final es la creación de un gran ejército revolucionario con el apoyo de masas para derrocar el sistema capitalista e instalar el socialismo".