Durante la audiencia general celebrada como cada miércoles en la plaza de San Pedro, el papa Francisco expresó su cercanía y pidió oraciones «por toda la querida población mexicana» tras el fuerte terremoto que ha asolado el país.

«Ayer un terrible terremoto ha asolado México. Causó numerosos víctimas y daños materiales. En este momento de dolor quiero manifestar mi cercanía y oración por a toda la querida población mexicana», dijo el sumo pontífice. 

Pidió entonces elevar plegarias «a Dios para que acoja en su seno a los que han perdido la vida, conforte a los heridos y a todos los damnificados». 

Asimismo pidió «por todo el personal de servicio, de socorro que prestan su ayuda a todas las personas afectadas»

Afregó, «Y que nuestra madre la virgen de Guadalupe con mucha ternura esté cerca de la querida nación mexicana».

Por el sismo, un total de 45 edificios se derrumbaron totalmente y hay más de 200 víctimas mortales. 

Redacción Internet – CM&