La alcaldesa de Policarpa, Nariño, recibió a la guerrilla en su territorio y le pidió, al negociador Marcos Calarcá que estuvo allá, que sus hombres se encarguen de reconstruir el puente que destruyeron hace años.