El presidente de Paraguay, Horacio Cartes, presentó su renuncia al cargo para asumir el primero de julio como senador, luego de haber ganado un escaño en las elecciones del pasado 22 de abril.

En una carta dirigida al presidente del Congreso, Fernando Lugo, el jefe de Estado paraguayo, Horacio Cartes, comunicó su renuncia, que basó en la decisión democrática del pueblo que lo eligió el pasado abril como Senador para el periodo 2018-2023; y así no caer en duplicidad de funciones.

El Partido Liberal, el mayor de la oposición, pidió a sus legisladores ausentarse en la sesión extraordinaria del Congreso del próximo miércoles, en la que se tratará la renuncia, con el fin de rechazarla y dejar sin quórum la votación.

Los liberales sostienen que según la Constitución, Cartes no puede ser senador activo ya que su futura condición de expresidente lo convierte en senador vitalicio, sin voto.

Si el Congreso aprueba la renuncia, el cargo recaerá en la actual vicepresidenta, Alicia Pucheta, que se convertiría en la primera mujer en ocupar la Presidencia de Paraguay.

Sin embargo, estaría hasta el 15 de agosto, cuando asumirá Mario Abdo Benítez, el ganador de los comicios presidenciales del pasado abril.