El presidente Rafael Correa fue enterado vía telefónica por su homologo Álvaro Uribe que seguían presentándose enfrentamientos en el territorio ecuatoriano antes de su alocución radial de cada sábado en las horas de la mañana.  

Y aunque está consciente que las fuerzas combinadas del estado colombiano fueron atacadas por la guerrilla desde el territorio ecuatoriano, sigue en pie la oferta de su Gobierno para mediar en un posible acuerdo humanitario para poner fin al conflicto en este país.

 

El mandatario Ecuatoriano ordenó a los comandantes de la Cuarta División del Ejército con sede en el Amazonas, enviar tropas para hacer una exhaustiva investigación de lo que está sucediendo en esa parte del territorio.    

Rafael Correa expresó su solidaridad al pueblo colombiano y en sus propias palabras reiteró, “Si en algo podemos mediar para remediar este conflicto tan sangriento entre hermanos, pues entonces cuenten con nosotros".

Al cabo de cuatro años, el territorio ecuatoriano se ha convertido en el dolor de cabeza de este grupo ilegal armado, cabe recordar que en 2004 fue detenido "Simón Trinidad" quien después fue extraditado por el gobierno de Álvaro Uribe a los Estados Unidos.

Estos dos golpes, la captura de "Trinidad" y ahora la muerte de Raúl Reyes, han sido los más duros en la historia de este grupo al margen de la ley.