Paramilitar preso en Sucre acusa al Presidente Álvaro Uribe, de planear junto con Mancuso y los generales Ospina, Serrano y Manosalva, la masacre de El Aro.  

El presidente informo que las investigaciones pasan por una supuesta reunión con el comandante paramilitar Mancuso y los generales Ospina, Rosso José Serrano y Manosalva, reunión para perpetuar  la masacre en Octubre de 1997, donde fueron asesinadas 15 personas.

La información fue divulgada por el propio Presidente en declaraciones a la cadena radial Caracol, "Me la pase la Semana Santa hablando con los abogados para que recogieran toda la información sobre mis movimientos y desplazamientos desde 1.988".

Publicidad

Ante las acusaciones el Presidente afirmó que es la justicia la encargada de investigar los señalamientos, teniendo como precedente que el testimonio, es “el de un bandido con ánimo de venganza contra un ciudadano honorable".

En las declaraciones, el Presidente adelanta las supuestas acusaciones echas por el paramilitar preso, "Ese bandido dice que yo hasta agradecí a los paramilitares por esa masacre porque liberaron a seis secuestrados entre ellos un primo mío y que Santiago mi hermano prestó 20 paramilitares para ese crimen".

Uribe expresó que la fuerza pública  sabe desde 1988, los movimientos de su vida política.