El papa Francisco aprobó organizar un «retiro espiritual» en el Vaticano el 10 y 11 de abril con las máximas autoridades religiosas y civiles de Sudán del Sur, entre ellas el presidente Salva Kiir y el jefe rebelde Riek Machar, informó la santa sede.

El encuentro, tendrá lugar en la Casa Santa Marta, y tiene la «finalidad de ofrecer, por parte de la Iglesia, una ocasión proficua para la reflexión y la oración, así como para el encuentro y la reconciliación», precisó en el comunicado.

Publicidad

Francisco, con el apoyo el arzobispo de Canterbury, Justin Welby, líder de la iglesia anglicana, intenta mediar entre el gobierno del joven país africano y los rebeldes inmersos en un conflicto armado desde 2013.

Los dos dirigentes firmaron en septiembre pasado en Adís Abeba un nuevo acuerdo de paz que prevé un poder compartido para terminar con una guerra civil que en casi cinco años causó más de 380.000 muertos y más de cuatro millones de desplazados.

Al término del retiro espiritual el papa pronunciará un discurso y entregará el mensaje «Busca aquello que une. Supera aquello que divide» con el que los dos líderes «asumirán un compromiso común por la paz», indicó el Vaticano.