Luis Fernando Montoya, extécnico del Once Caldas, tuvo que ser internado el domingo pasado en el Hospital de las Américas de Medellín por una infección pulmonar que se le desarrolló a causa de una gripa, «tiene un pulmón congestionado», indicó su esposa Adriana Herrera.

En horas de la tarde de este lunes Montoya deberá ser sometido a una fibrobroncoscopia, un procedimiento endoscópico que permite visualizar la vía aérea internamente, tomar biopsias y realizar tratamientos locales.

El entrenador se coronó campeón con el Once Caldas de la Copa Libertadores en 2004 y desde entonces, por un atentando, permanece en estado cuadripléjico.